Lunes 8 de Marzo de 2021

Hoy es Lunes 8 de Marzo de 2021 y son las 12:14 Si queres mantenerte informado, dejanos tu correo electrónico para recibir el boletín de noticas

  • 28.3º
  • Tormenta eléctrica

28.3°

Cañada de Gómez

BLOQUE UCR

27 de octubre de 2020

Chale: pedimos la normativa por la cual se obliga a disponer de los restos de fallecidos por Covid en tierra

El concejal de la UCR explicó que no hay legislación municipal, provincial o nacional que establezca dicha disposición en el marco de la pandemia

 

Redacción En el Recinto.  La discusión del jueves tuvo lugar cuando el concejal de la UCR, Matías Chale presentó un pedido al Municipio para que éste envíe la normativa mediante la cual se dispone la disposición en tierra de los fallecidos por Covid 19 en nuestra ciudad.

 

El edil señaló que muchas familias poseen panteones o cuerpos de nichos particulares y que de todos modos desde el municipio se los obliga a disponer del difunto en tierra. “No hemos encontrado información oficial alguna, ni municipal, ni provincial y tampoco nacional al respecto, en el cual se determine la disposición en tierra de los fallecidos por Covid-19. Esta situación genera aún más angustia y dolor a los familiares que han perdido a un ser querido”.

 

El proyecto no fue acompañado por el oficialismo y pasó a comisión por no contar con los votos necesarios para su tratamiento sobre tablas. “Algunas personas, teniendo la posibilidad de depositar a sus familiares en cuerpo nicho o panteón familia, no le han dado ni siquiera la opción, sino que de manera obligatoria señalaron desde el municipio debe ser en tierra”, completó el concejal radical.

 

La única información oficial se remonta a la Ordenanza Nº 8868, que en su artículo 19 establece que “cualquier cadáver inhumado podrá ser trasladado desde una sepultura edificada, nicho o panteón a otros similares ubicados en el mismo cementerio u otros, dentro o fuera del municipio. Es requisito indispensable que el féretro se encuentre en buenas condiciones y que sea debidamente desinfectado previamente a ser trasladado. Queda absolutamente prohibida la exhumación o reducción de cadáveres depositados en sepulturas en tierra antes del término de cinco (5) años desde la fecha de la inhumación, siempre que la causa del deceso no fuera por enfermedad infectocontagiosa. En este último caso deberá transcurrir un mínimo de siete (7) años. Se exceptúan de esta disposición las órdenes emanadas de autoridades judiciales”.

 

También se detalla que: se deberá considerar enfermedades infectocontagiosas a efectos de las medidas que correspondan, las previstas por la legislación médica vigente con tal carácter, debiendo consignarse en el Certificado de defunción si el deceso ocurrió por una enfermedad infectocontagiosa y, en tal caso, el velatorio deberá efectuarse a cajón cerrado si así lo indica el profesional que extendió el mencionado certificado”, señala el artículo 10. Durante las epidemias quedan absolutamente prohibidas las exhumaciones, reducciones, traslados de ataúdes, etc”, completa el artículo 24.

 

“Como vemos en la normativa”, dijo Chale a En el Recinto, “no especifica, en los artículos citados, que el destino final del fallecido deba ser en tierra. Esta es una interpretación que hace el municipio obligando a ese destino. La ordenanza permite que sea en un nicho o panteón y lo que sí estableces es la cantidad de años para exhumar o trasladar que va de 5 a 7, este último si se establece que el fallecimiento fue provocado por una enfermedad infectocontagiosa”.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!