Lunes 6 de Diciembre de 2021

Hoy es Lunes 6 de Diciembre de 2021 y son las 15:32 Si queres mantenerte informado, dejanos tu correo electrónico para recibir el boletín de noticas

  • 19.2º

19.2°

Mayormente despejado

INSTITUCIONAL

12 de mayo de 2020

Alicia Moreau de Justo: inolvidable y admirable luchadora

Así la recuerda el Centro Socialista Francisco Sánchez de Cañada de Gómez

Prensa En el Recinto. Al cumplirse el 34º aniversario de la desaparición física de Alicia Moreau de Justo (11 de octubre de 1885 - 12 de mayo de 1986), este es el recuerdo del Centro Socialista Francisco Sánchez de Cañada de Gómez. Inolvidable y admirable luchadora, ejemplo de civismo: el 30 de octubre de 1983, con casi 100 años, votó en el Colegio San Gabriel en la calle Güemes, en Vicente López. Ella vivió un tiempo en San Martín y Juan B. Justo y en los edificios de la calle Tapiales.

 

Algunos aspectos de su vida:

En 1906 participó en el Congreso Internacional de Libre Pensamiento. Sería el comienzo de su militancia feminista. En aquella oportunidad presentó un trabajo titulado “Educación y revolución” sobre la educación en la Revolución Francesa, que le valió el reconocimiento de importantes figuras. El diario socialista La Vanguardia destacó su trabajo como “uno de los más importantes entre los conocidos”. Cuando en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, se puso al frente del movimiento pacifista, una bandera que sostuvo en alto a lo largo de su vida.

En setiembre de 1939, al desatarse la segunda contienda que puso al mundo al borde del abismo, publicó un artículo en el que sostenía: “No basta combatir la guerra; es necesario combatir las causas permanentes de la guerra: el aislamiento económico, que hambrea, el nacionalismo, que intoxica mentalmente a los pueblos; la diplomacia secreta, que los envuelve; el armamentismo, que los empobrece y los arrastra al conflicto, el endiosamiento de los conductores que los convierte en dóciles rebaños. No basta combatir la guerra. Es necesario unirse a todas las fuerzas que acercan y funden a los hombres, que mezclan las naciones y las lenguas, que aceleran la cooperación, que barren las fronteras; es necesario crear las formas políticas, que hagan imposibles el predominio individual o de clase; es necesario llegar, por fin, a hacer del pueblo el verdadero y único soberano. Esa será la conquista de la paz”

En 1921, la doctora Moreau se afilió al Partido Socialista y al año siguiente se casó con su líder histórico, el doctor Juan B. Justo, con quien tuvo tres hijos. Tras afiliarse al socialismo, se incorporó al Comité Ejecutivo, en el que tendría a su cargo la coordinación de las agrupaciones feministas socialistas. Su tarea fue fundamental para la obtención de los derechos de la mujer en 1926. En 1975 fue una de las fundadoras de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos, junto a Alfredo Bravo, entre otr@s.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!