Sábado 12 de Junio de 2021

Hoy es Sábado 12 de Junio de 2021 y son las 11:47 Si queres mantenerte informado, dejanos tu correo electrónico para recibir el boletín de noticas

  • 19.2º

19.2°

Mayormente despejado

OPINIóN

4 de enero de 2019

Mazzoli: La ordenanza que obliga a la venta de alimentos para celíacos así como salió redactada, no tiene sentido

"Lamentablemente, desde que el proyecto se presentó, estuvo muy poco en comisión y no pensé que lo iban a dictaminar tan rápido. Hubiera estado bueno poder discutirlo un poco mas", argumentó el concejal de Cambiemos en una nota con En el Recinto

 

Redacción En el Recinto -  En nuestra ciudad ya existe una reglamentación para el expendio de alimentos para celíacos. La Ordenanza aprobada por los ediles del FJ y del FPCyS dispone que a partir del 1º de marzo de 2019,  todos los restaurantes y/o rotiserías, u otros comercios del rubro gastronómicos expendedores de alimentos elaborados de la ciudad de Cañada de Gómez, deberán ofrecer  platos sin gluten, destinados a personas celíacas,  asegurando a las mismas, alternativas en sus menúes, mediante  la elaboración de platos libre de TACC.

 

El único que votó de manera negativa fue el concejal de Cambiemos, Franco Mazzoli, quien en dialogo con En el Recinto se lamentó de que el proyecto no haya sido consultado a los gastronómicos, a gente vinculada con salud y con quienes padecen esta enfermedad. Lo más importante es destacar que no me opongo en absoluto a que las rotiserías y los restaurantes tengas alimentos para celíacos. Es más, ojalá todos o al menos la gran mayoría los tuvieran, pero creo que el camino elegido por la ordenanza no va a lograr ese fin”.

 

El fundamento vertido es por la obligatoriedad que plantea la Ordenanza al rubro gastronómico, “Me cae muy mal cuando por medio de una regulación el estado te obliga a hacer algo compulsivamente, más aun cuando se mete con la propiedad privada, cuando lo que debería hacer es tratar de motivar, fomentar y estimular de otra manera, que los restaurantes y rotiserías produzcan y ofrezcan alimentos para celíacos”, y agregó que “de esa manera sería mucho más beneficioso tanto para quienes  venden, como para quienes consumen este tipo de alimentos y el estado cumpliría su rol principal que es proteger a la gente y no controlar sus vidas”.

 

En su análisis de cómo salió votado el proyecto explicó que “cuando vos vas a generar algo de esta naturaleza, teniendo en cuenta que implica la intervención de varios actores, lo lógico sería convocar a los mismos  para ver la manera de generar algo positivo y no meramente tirarle la mochila, directamente, a quienes tienen  un comercio y de ahí que se arreglen. En Santa Fe sacaron una ordenanza similar y se armó una gran discusión que provocó la derogación de la misma”.

 

Mientras el proyecto estuvo en Estudio de Comisión no se convocó a los dueños de restaurantes, ni casas de comidas, teniendo en cuenta que en Cañada hay una Cámara del rubro gastronómico y que una regulación de este tipo afecta directamente la economía del sector, explicó Mazzoli,  “no se convocó a nadie del sector de salud ni tampoco a gente especializada en la manipulación de este tipo de productos, ya que no es solamente ponerse a cocinar y elaborar productos y platos sin TACC, es mucho más complejo”.

 

Al respecto profundizó: “Tenés que tener un lugar adecuado, aislado del resto de los productos convencionales que elabores, porque un mínimo contacto y todo lo que no tiene gluten se contamina y no sirve absolutamente para nada;  la gente que elabore debe estar correctamente capacitada no solo para elaborar, sino para manipular los alimentos y la materia prima. Todo eso insume un costo para el comerciante que no fue evaluado al momento de sancionarla, tanto por el bloque que la propuso y mucho menos por el otro que lo único que hizo fue levantar la mano pensando que le hacían un bien a la comunidad”.

 

La ordenanza establece la obligatoriedad de alternativas en alimentos sin TACC, el tiempo que tienen los comercios para adecuarse pero no establece ningún tipo de sanción o multas.  La ordenanza, así redactada no tiene ningún sentido. Tranquilamente, si nadie produce ningún alimento sin TACC, ¿cuál es la consecuencia? Ninguna”, sentenció el concejal de Cambiemos. “Supongamos que los comerciantes hagan 2 o 3 platos, al solo efecto de cumplir y listo, nadie se va a molestar en realmente brindar una cantidad y variedad de platos para que consuman los celíacos. Lo más probable, es que el malestar generado entre los gastronómicos por esta imposición, produzca que hagan platos horripilantes, que no les guste a nadie, y que los van a terminar tirando, con la consecuente pérdida de tiempo, dinero y que no se logre el fin buscado”.

 

Como propuesta, para remediar la Ordenanza ya aprobada, Mazzoli dijo que debería no ser obligatoria sino opcional. Ahora bien, “aquellos que ofrecieran una carta con una cantidad de platos determinada se les bonificaría un 25  por ciento el DREI. Eso, sin dudas, genera en el comerciante un estímulo para elaborar este tipo de productos y la inversión que tenga que realizar, tiene sentido”. También remarcó que si un número importante de gastronómicos elaboran comidas, los clientes tienen más variedad para elegir, hay más competencia para vender y por lo tanto, “los comerciantes van a mejorar los productos para vender más, sino que también van a bajar los precios para que los clientes les compren, con lo cual, todos se benefician”.

 

--------------------------

Más información 

Los comercios que vendan alimentos deberán tener una opción para celiacos

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!